Portada » Blog: noticias, tips y consejos sobre vinos » Uva tempranillo: características, sabor y detalles

Uva tempranillo: características, sabor y detalles

La uva tempranillo es una de las más buscadas en España y tiene algunas características que la transforman en materia prima de varietales muy especiales. Los mejores vinos tempranillo se encuentran en las regiones donde existe una alta insolación y temperaturas nocturnas muy frías.

Existen varias teorías sobre el lugar de donde procede esta pluralidad, mas una de las más reconocidas es que la uva podría tener un origen borgoñón, por la similitud que existe entre esta cepa y la pinot noir.

¿Qué es la uva tempranillo?

El nombre de la uva procede de su ciclo vegetativo: la maduración es temprana y por su parte, este es un factor determinante para ser la pluralidad preferente de España. Versátil y especial, esta pluralidad se amolda realmente bien a distintos tipos de clima y terreno. En especial al frío, de donde proviene. Pero toda esta adaptabilidad le ha llevado a extenderse por todo el territorio español , con más de 2.000 hectáreas plantadas.

Origen de la uva tempranillo

Conforme una investigación reciente, procede de dos variedades de uva diferentes que, en algún momento del pasado milenio, se cruzaron, dando lugar a la famosa Tempranillo. Sus predecesoras fueron la benedicto (bien conocida y común en el centro peninsular) y la albillo mayor o turruntés, como la llaman en La Rioja.

Características de la cepa tempranillo

Capacidad de envejecimiento debido a la buena estructura de los taninos y la acidez persistente.
Forma un vino frutal con aromas y sabores a frutos colorados como las grosellas y cerezas cuando es joven y con el envejecimiento en barricas se transforma en aromas de frutos secos.

Uno de los puntos flojos que tiene esta variedad es que es relativamente delicada, fuera de las condiciones del microclima tiende a perder su elegancia y finura.

Ficha técnica

Cepa. Tempranillo.

Otros nombres. Cencibel, Ull de Llebre, Tinto Fino, Valdepeñas, Tinta de Toro, Tinto del País.

Dónde de cultiva. España, Portugal, Francia, California, Argentina, México.

Peculiaridades. Baya de tamaño medio de forma circular, con piel sustanciosa y gruesa, de color azul oscuro.

Coloración en el vino. Colorados intensos hasta casi morados.

Aroma. Frutos rojos y secos.

Sabor. Vino con taninos muy presentes, acidez bien equilibrada.

Por otra parte la uva Tempranillo (como la mayor parte) precisa luz solar para poder desarrollar su maduración apropiadamente y generar un fruto en estupendas condiciones. Pero no le gustan los excesos, lo que hace de la Ribera del Duero el sitio ideal para sacar partido a esta joya de la naturaleza.

El resultado es un fruto de color intenso, que empieza con tonos violáceos y amplía su paleta de color conforme crece, pudiendo lograr fuertes tonos rojizos y granates.

El aroma es uno de sus puntos fuertes: peculiaridades que se manifiestan en los vinos a los que da lugar. Frutas del bosque, violetas, fresa, ciruela, fruta roja y negra, flores silvestres… Son muchos los matices que pueden percibirse en los vinos Tempranillo. Aromas que, tras una larga crianza, pueden desarrollar aun reflejos a vainilla, coco, cacao o regaliz.

De la nariz directo a la boca… Pues las maravillas organolépticas de este vino tinto no terminan hasta después del sorbo. Y siguen todavía después. En verdad, algunas notas de sabor transmiten la esencia de la barrica y algo de cuero, con un cuerpo estable, fino y al unísono intenso.

Otra de sus peculiaridades es la escasez de taninos, que provoca un tinto suave a la par que aromático y, por norma general, de poca acidez. Además de esto, la dificultad aromatizada de la uva Tempranillo combina realmente bien con otras variedades como Merlot, Syrah o bien Cabernet Sauvignon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *